Asistencia escolar

Más jóvenes prefieren ir a estudiar
Mié, 07/08/2013 - 17:32, - 0 comentarios

La tasa de deserción educativa se define como el porcentaje de personas que no han terminado un cierto nivel o etapa educativa y que no se encuentran actualmente matriculados en ninguna institución educativa. Este porcentaje indica a todos aquellos que dejaron incompletos sus estudios y aún no los han retomado.

En el Perú, la tasa de deserción viene reduciéndose en todos los niveles educativos desde el año 2005. La deserción primaria apenas afecta al 1.2% de los alumnos en el 2012, mientras que la deserción de la educación básica se redujo de 22% en el 2005 a 13.9% en el 2012.

Por otro lado,  la deserción secundaria se ha reducido de 11% en el 2005 a 8.2% en el 2012. Del mismo modo, si se desagrega este indicador, se evidencia que el mayor avance en términos de reducción de la deserción se da en aquellos que hablan lenguas indígenas (-33%), en las mujeres (-31%) y en el sector rural (-23%).

Por último, cabe resaltar que las regiones que tuvieron un mejor desempeño en este indicador fueron Puno, Ancash y Lima Provincias; las cuales redujeron sus tasas de deserción secundaria en 59%, 56% y 46%, respectivamente, en el periodo 2005-2012. De la misma manera, dichas regiones llevaron a cero las tasas de deserción primaria, sumando así ya 7 departamentos que logran dicha meta.

 

Los estudios secundarios también importan
Mar, 02/04/2013 - 12:12, - 0 comentarios

Resulta claro que la educación es un eje clave para el desarrollo. Su importancia radica en las consecuencias individuales y sociales que esta genera en el país; en tal sentido, se ha establecido que la educación primaria debe ser garantizada para el cien porcientos de los niños, independientemente de los desafíos y necesidades que implique completar dicha tarea. Del mismo modo, no se debería soslayar el papel que cumple la educación secundaria ya que dicha etapa resulta indiscutible para que los niños y adolecentes logren adquirir un conjunto de capacidades para afrontar los desafíos en la sociedad. Al incrementarse los niveles educativos de la población, factores claves para el desarrollo (productividad, reducción de la pobreza, movilidad social) tienden a presentar mejoras.

En tal sentido, las cifras presentadas por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), muestran avances importantes en el porcentaje de adolecentes de 16 años que culminaron sus estudios secundarios. El porcentaje de dicha población que culminó esta etapa escolar en el 2001 era de 30%, mientras que en el 2011 el porcentaje se incremento a 45%. Asimismo, las brechas entre diferentes sectores se van acortando; al hacer un análisis por ámbito geográfico, región natural y quintiles, vemos que los sectores que inicialmente presentaban mayores deficiencias son los que aumentaron en mayor medida la cantidad de individuos con escolaridad completa a dicha edad. La variación en el sector rural fue de 19 puntos porcentuales, mientras que en el sector urbano fue de 13; con lo cual, el sector rural paso de 13% en el 2001 a 32% en el 2011 y el sector urbano de 38% a 51% para el mismo periodo. Por región natural, en el mismo periodo las variaciones más importantes se dieron en la sierra y selva, ambas en 19 puntos porcentuales (de 25% a 44% y de 14% a 32% respectivamente), mientras que en la costa la variación fue de 11 puntos porcentuales (de 39% a 50%). Al ver el comportamiento en los diferentes quintiles, vemos que el quintil con menos recursos muestra variaciones más significativas  (15 puntos porcentuales) mientras que el quintil con mayores recursos presenta una variación menor (9 puntos porcentuales). Por último, resulta interesante presentar las cifras por sexo ya que nos encontramos con un expansión de la brecha entre las mujeres y los hombres a favor de las damas; según las cifras presentadas para el mismo periodo, el porcentaje de mujeres sufrió una variación de 18 puntos porcentuales (de 33% a 51%) y los hombres una variación de 11 puntos porcentuales (de 27% a 38%). 

-¿Pablito? - Presente ! !
Jue, 20/12/2012 - 17:25, - 1 comentario

La educación inicial es la primera etapa de la educación formal en el Perú. En este periodo el niño o la niña desarrolla un conjunto de habilidades biológicas, psicologías y sociales que le servirán para una adecuada comprensión en los siguientes niveles educativos, por lo cual la educación inicial es de vital importancia. Al respecto, R. Myer (1992), y J. Currie y D. Thomas (2000), demuestran que los individuos que han recibido educación inicial tienden a presentar mejores resultados en cuanto rendimiento en los niveles superiores. En los últimos años se ha registrado un incremento en la tasa de asistencia de niños y niñas entre 3 y 5 años, edad en la cual asisten al primer nivel de educación. Según las cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la tasa de asistencia escolar para este grupo de niños se ha incrementado en 19.2 puntos porcentuales de 2001 a 2010.  Además, por ámbito geográfico, la brecha entre el sector rural y urbano continúa siendo preocupante  ya que la tasa de asistencia escolar para el primer grupo es de  62.8% mientras que para el segundo es de 77.7% en el 2010. 

Con respecto a los siguientes niveles educativos, vemos que para niños y niñas entre 6 y 11 años y 12 a 16 años  la situación en el mismo periodo  ha variado de una manera menos significativa (1.7 y 1.9 puntos porcentuales respectivamente).  Aun así, estos dos últimos grupos se encuentran en una mejor situación ya que la tasa de asistencia escolar para 2010 fue de 93.3%  para los niños y niñas de 6 a 11 años y de 90.7% para los  12 a 16 años. Por último,  cabe mencionar que por área residencial, las variaciones en la tasa de asistencia escolar son más significativas para niños de zonas rurales; esto indudablemente ayudará a reducir las brechas entre ambos sectores.