El precedente León

Miércoles 4 Mayo, 2016

El respeto por la democracia y por las libertades y derechos fundamentales que esta garantiza son el núcleo más básico del sistema político, social y económico del país. No puede, pues, haber desarrollo ni sociedad funcional sin un marco institucional que garantice los derechos civiles más elementales. Corresponde, por ello, protestar enérgicamente cuando alguna de estas libertades fundamentales se pone en entredicho. El reciente fallo condenatorio contra el periodista Rafo León es una de estas ocasiones.

La jueza del Juzgado Penal 42 de Lima dictó que el señor León se someta a normas de conducta por un año y al pago de una reparación civil por el delito de difamación agravada. Para cualquiera que se haya tomado el trabajo de leer la columna de opinión que motiva la condena será obvia la irracionalidad del fallo. Encontrar en el texto del señor León rastros de misoginia o de contenido difamatorio resulta, en el mejor de los casos, antojadizo. En tal sentido se han manifestado la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), el Instituto Prensa y Sociedad (IPyS), el Consejo de la Prensa Peruana (CPP) y diversas organizaciones nacionales e internacionales responsables de velar por la libertad de prensa.

Las consecuencias de este fallo, por supuesto, transcienden al mismo. La arbitrariedad de esta decisión judicial abre las puertas a que cualquier expresión de la libertad de prensa y del debate propio de la vida en sociedad pueda estar sujeta a un castigo injustificado. Peor aún, en vista de la sinrazón de la condena, la autocensura periodística por miedo a una querella de desenlace judicial incierto puede convertirse en la norma.

Las instituciones en el Perú son aún débiles, y episodios como estos nos lo recuerdan. Mientras el país intenta lentamente construir instituciones más sólidas –blindadas de cualquier influencia política o económica indebida–, situaciones como la descrita hacen mucho por desandar lo avanzado.

Desde el IPE expresamos nuestro compromiso irrestricto con los valores democráticos más elementales que se ven amenazados con el reciente fallo.

0 comentarios on "El precedente León"

Leave a Comment

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.