Grandes Avances

Productos de IPE

Aprobando exámenes
Mar, 19/11/2013 - 15:04, - 1 comentario

Rendimiento comprension lectura peruUna de las formas más comunes de medir la calidad educativa de un país, es la aplicación de  pruebas nacionales estandarizadas. De esta forma, se puede observar el progreso en la calidad de la enseñanza y, en última instancia, si las políticas contribuyen a mejorar la educación. En este sentido, desde 2007 en el Perú se sigue la correcta política de realizar la Evaluación Censal de Estudiantes (ECE). Esta prueba nacional evalúa el rendimiento en comprensión lectura y matemática de todos los alumnos de segundo grado de primaria.  A diferencia de las pruebas internacionales de rendimiento (como la prueba PISA de la OECD), la prueba ECE muestra los resultados a nivel regional, urbano-rural y según el colegio sea público y privado.

Rendimiento matematica peruAsí, las ECE dan cuenta de grandes diferencias en el rendimiento en comprensión lectura y matemática entre regiones. Las regiones de la costa sur, Lima y Callao encabezan las evaluaciones de comprensión lectura y matemáticas con un mayor número de estudiantes con un rendimiento satisfactorio. Asimismo, también son las regiones con una mayor mejora. A nivel nacional, en las pruebas de comprensión lectura se muestran alentadores avances. Entre 2007 y 2012 los alumnos con resultados satisfactorios habían aumentado en 15 puntos porcentuales. De este modo al 2012 solo 31% de estudiantes obtenían resultados satisfactorios en la prueba. En matemática, los resultados no son alentadores, entre 2007 y 2012 los alumnos con resultados satisfactorios solo han aumentado en 5.5 puntos porcentuales. Así, para el año 2012 solo el 13% de estudiantes tenían resultados satisfactorios.

El sol brilla en el sistema financiero
Mar, 05/11/2013 - 18:00, - 0 comentarios

La importancia del ahorro en la economía surge por el impacto de la elección intertemporal entre consumo presente y consumo futuro en el bienestar de los agentes y por la estrecha relación entre ahorro e inversión. La escasez de capital es reflejo de un déficit en cuenta corriente y es necesario aplicar políticas adecuadas para recuperar el nivel de ahorro y corregir el déficit (Bosworth, 1993). El sistema financiero en nuestro país ha experimentado una serie de cambios y un crecimiento considerable en los últimos años.  Por ejemplo, en el 2006 los depósitos en la banca múltiple (conjunto de empresas bancarias privadas) fueron de 103538 millones de nuevos soles y  hasta el 2012 estos depósitos han crecido en promedio 15.96%.

La dolarización es una de las características básicas del sistema financiero en el Perú. El fortalecimiento de la moneda nacional, gracias a políticas monetarias no discrecionales, ha incentivado a los usuarios a apostar por el ahorro en soles y generando una tendencia decreciente de la dolarización. En el 2001, el 74% de los depósitos totales era en moneda extranjera, luego de  casi una década el promedio de dolarización de los depósitos cayó más de 10%. Las tasas de interés pasivas del mercado reflejan este incentivo; en marzo de este año las tasas promedio para depósitos de ahorro y a plazo en soles superaban a las de moneda extranjera en 0.1% y 2.83% respectivamente.

La diferencia entre estos dos tipos de ahorro es que el primero permite depositar y retirar dinero cuando uno lo desee; por el contrario el depósito a plazo tiene el objetivo de generar intereses en un periodo de tiempo determinado y se dividen en plazo fijo, renovable e indefinido. Estos dos tipos de depósitos han experimentado una tendencia ascendente en la última década, el primero una tasa de crecimiento promedio (2006-2012) igual a 26.52% y los depósitos a plazo un 32.05%. Finalmente, aunque todavía son necesarias ciertas reformas para potencializar aún más el crecimiento del ahorro en nuestro sistema financiero es innegable que el usuario apuesta cada vez más por nuestra moneda nacional y por un mercado más formal. 

Futuro asegurado
Jue, 31/10/2013 - 21:40, - 0 comentarios

El sistema privado de pensiones fue creado en el Perú en diciembre de 1992, siendo el segundo país en América Latina en reformular su sistema previsional.  Esta nueva modalidad, la cual se caracteriza porque todo lo que el trabajador aporte mensualmente a lo largo de su vida laboral ingresa a una cuenta personal, permite obtener mejores rentabilidades (10.7% anual en promedio, en los últimos 10 años). De la misma forma, el sistema es auto sostenible, ya que cada individuo financia su jubilación, mientras que en el sistema público, lo jóvenes aportan para las pensiones de los ancianos. Esta última estructura no es sostenible en el tiempo debido a constantes cambios demográficos, que impiden que haya los suficientes aportantes jóvenes para mantener a pensionistas mayores.

Por último, las inversiones de los fondos de pensión contribuyen al desarrollo del país, realizando proyectos de infraestructura y a desarrollar empresa, generando así un aumento del empleo y una reducción de la pobreza.

En los últimos 10 años, el número de afiliados aumentó en 73%, en otras palabras, cada año el número de afiliados aumenta en 5.65%. A julio del año 2013, el número de afiliados superó los 5.350.000, lo que equivale al 33% de la población económicamente activa.

También, destaca el crecimiento que ha tenido esta modalidad en muchas regiones del Perú, sobre todo en aquellas ubicadas en la sierra y selva. Por ejemplo, en el periodo 2002-2012 el número de aportantes en San Martín aumentó en 142%; mientras que en Cusco, Cajamarca y Huánuco, se duplicaron los afiliados totales.

Por otro lado, cabe resaltar que los afiliados al sistema privado de pensiones hoy triplican a aquellos que aún permanecen en el sistema público (SNP), evidenciando los beneficios que esta modalidad otorga en términos de rentabilidad y seguridad a sus aportantes.

Más alumnos en las aulas
Mar, 29/10/2013 - 19:59, - 0 comentarios

El Perú ha experimentado un crecimiento imparable en los últimos años, este crecimiento ha sido un proceso de recuperación y como resultado hemos recuperado un poco del tiempo perdido. Sin embargo, para continuar con el crecimiento y, posteriormente, aspirar a ser una nación desarrollada aun quedas retos por superar. Uno de ellos es mejorar la educación del país, la cual incide en el stock de capital humano de la economía y, con ello, a la productividad de los trabajadores. En la práctica un trabajador mejor educado ha podido desarrollar sus capacidades y, por ello, tiene las habilidades para resolver de manera más eficiente los problemas de vida laboral. En este sentido, la educación básica es la que inicia el proceso de desarrollo de las capacidades individuales. La educación secundaria consolida este proceso y provee a los alumnos de conocimientos para orientarlos hacia el mercado laboral o para subsiguientes estudios superiores.

La asistencia a la educación secundaria ha mejorado  de manera importante en la última década. A nivel nacional, ha aumentado en 10 puntos porcentuales, con lo que se calcula que el 80% de niños asiste a la educación secundaria. Algunos departamentos han presentado mejoras muy destacables como Cajamarca, Cusco y Huancavelica, los cuales han incrementado su tasa de asistencia en 28, 23 y 22 puntos porcentuales. Sin embargo, la tasa de asistencia en algunas regiones continúa siendo preocupante. Loreto y Amazonas solo tienen una tasa de asistencia de 54% y 63%, respectivamente. Además la situación de Loreto es más preocupante aún, pues al mismo tiempo, presenta uno de los menores incrementos en la tasa de asistencia. 

Una luz para los más pobres
Mié, 23/10/2013 - 17:42, - 0 comentarios

Diferentes trabajos han intentado identificar los beneficios que trae consigo el acceso a electricidad en las zonas más pobres de un país.  Uno de los principales fue realizado por Ducan Cook en el 2005: “Assesing the  impact of Transport and Energy Infraestructure on Poverty Reduction”. En este trabajo se identifican hasta 8 canales a través de los cuales la energía eléctrica contribuye con la reducción de la pobreza: (i) reduciendo los costos en energía para los más pobres; (ii) mejorando la calidad de la salud  y de la educación en las áreas rurales; (iii) incrementando la productividad en la actividad agrícola (iv) promoviendo el desarrollo de actividades no-agrícolas que generan mayores ingresos para los pobres;; (v) aumentando la participación de los pobres en organizaciones locales para la administración y manejo de los recursos de la comunidad; (vi) disminuyendo la presión sobre recursos naturales (por la sustitución de su fuente de energía); (vii) incrementando  la seguridad personal de los pobres; (viii) incrementando el flujo de información hacia los pobres.

En tal sentido, es saludable que en las zonas más pobres del Perú se hayan incrementado significativamente el acceso al servicio de energía eléctrica. Así pues, en el quintil más pobre el acceso a dicho servicio se incrementó 37.2 puntos porcentuales (de 35.8% en el 2004 a 73.0% en el 2012).  En los demás quintiles también se ha registrado un incremento pero las magnitudes han ido reduciéndose hasta llegar al quintil menos pobre, el cual incrementó su acceso en 0.6 puntos porcentuales y así se acerca a la cobertura total con 99.6% para el 2012.

Al desagregar la población total por ámbito geográfico y región natural, vemos que en  la zona rural (la que concentra la mayor parte de las personas calificadas como pobres extremos) se ha incrementado el acceso en 36.5 puntos porcentuales (de 32.0% en el 2004 a 68.7% en el 2012). Finalmente, por región natural, en la sierra se incrementó el acceso en mayor magnitud al variar 26.7 puntos porcentuales (58.0% en el 2004 a 84.6% en el 2012).

Páginas