Niños

Retrocedemos en vacunación
Lun, 11/05/2015 - 15:34, - 0 comentarios

IPE

¿Realmente nos importa? Ni lo mencionamos
Vie, 23/05/2014 - 17:33, - 1 comentario

El INEI (Instituto Nacional de Estadística e Informática) recientemente publicó la ENDES 2013 (Encuesta Demográfica y de Salud Familiar). En este comentario queremos expresar nuestro desconcierto por la poca atención que ha recibido la publicación de la importante encuesta en los medios o el debate, reiterar que nos parecen moralmente inaceptables algunos indicadores pese a su mejora, y presentar la evolución de los principales indicadores sociales que incluye la encuesta (ver presentación). 

Más niños saludables
Mié, 20/03/2013 - 13:10, - 0 comentarios

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la anemia es la disminución de la hemoglobina —sustancia presente en los glóbulos rojos y que permite el transporte del oxígeno para el correcto funcionamiento de los tejidos del cuerpo— por debajo de los niveles considerados como normales (11 g/dl[1] para niños en edad pre-escolar[2]). La anemia puede ser leve, moderada y severa cuando los niveles de hemoglobina son menores a 10, entre 7 y 10 y menores a 7 g/dl, respectivamente. Entre las consecuencias más severas de la anemia se encuentran: dificultades para el aprendizaje, descenso del rendimiento escolar, insuficiencia cardiaca e incremento del riesgo de muerte en infecciones respiratorias serias. De esta manera, es importante reducir la prevalencia de la anemia a fin de permitir un correcto desarrollo físico, cognitivo y social de los niños en edad pre-escolar, y, así, mejorar el capital humano para la economía nacional futura.

En el primer gráfico es posible apreciar que la prevalencia de la anemia en edad pre-escolar se ha reducido en promedio 18.9%. Es decir, en el año 2000, el 49.6% de los niños edad pre-escolar padecían de anemia, mientras que en el año 2011 esta cifra se redujo a 30.7%. Los avances han sido importantes en departamentos como Piura, Tacna, Lima y Ayacucho con reducciones de 32.3%, 28.4%, 27.5% y 24.2%, respectivamente. Sin embargo, Ica y Loreto muestran incrementos en los niveles de prevalencia de 2.9% y 3.9%, respectivamente; mientras que Puno muestran una reducción poco significativa de 0.4%.

En el segundo gráfico, es posible apreciar que, en general, la reducción de la anemia moderada ha sido importante en todos los ámbitos geográficos. Por otro lado, la reducción de la anemia leve ha sido preponderante la costa: Lima Metropolitana y Resto de Costa redujeron la prevalencia en 11.4% y 4.8%. Mientras, el avance en la selva y la sierra ha sido poco significativo: 1.5% y 0.0%, respectivamente. Finalmente, la anemia severa no se presenta en Lima Metropolitana en ninguno de los dos años de evaluación, por lo que su reducción es 0.0%, mientras que en el resto de la costa, selva y sierra la reducción ha sido 1.5%, 1.2% y 0.9%, respectivamente.

    

[1]Gramos por decilitro

[2]Niños y niñas entre 6 y 59 meses de edad