objetivos del milenio

Cada vez más cerca de los Objetivos del Milenio
Mar, 04/06/2013 - 12:39, - 1 comentario

 

Entre los principales Objetivos del Milenio, la reducción de la pobreza es uno de los más importantes y resulta vital en el progreso de la economía nacional. En sentido, la meta hacia el año 2015 consiste en erradicar la pobreza extrema y el hambre. Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el crecimiento sostenido de la economía, el incremento de la inversión privada, el mayor empleo y los mejores niveles de ingresos provenientes del trabajo han contribuido en la reducción de la pobreza. Por ello, la reducción de la pobreza monetaria resulta un importante avance del país.

En el gráfico es posible apreciar que la pobreza en el Perú ha retrocedido 32.9 puntos porcentuales (p.p.) entre los años 2004 y 2012, de modo que en el último años la pobreza afectó al 25.8% de la población, desde 58.7% registrado en 2004. Al respecto, en 2012 la incidencia de la pobreza no excedió en ningún departamento el 60%, mientras que en 2004, 14 departamentos superaron dicho nivel. Por otro lado, en el año 2004 ningún departamento presentó menos de 29% de pobreza; mientras en 2012, 14 departamentos presentaron tasas de pobreza menores a dicha cifra. Finalmente, es importante destacar que en 2012, Madre de Dios, Ica y Moquegua presentaron menos de 10% de incidencia de pobreza; no obstante, aún existe una ardua labor pendiente en Apurímac, Cajamarca y Ayacucho, donde más de la mitad de la población es afectada por la pobreza.

Menos población en zonas tugurizadas
Mar, 30/04/2013 - 14:38, - 0 comentarios

Mejorar las condiciones de vida de las personas que viven en tugurios es uno de los objetivos del milenio. Esto se refiere a los asentamientos contiguos donde los habitantes se caracterizan por tener vivienda y servicios básicos inadecuados.  Para determinar objetivamente lo que se considera inadecuado, se establecieron cuatro dimensiones: la durabilidad de la vivienda, el hacinamiento, el acceso a mejores  servicios de agua potable y la disponibilidad de saneamiento.  En rigor, el Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-HABITAT) reconoció inicialmente cinco dimensiones; sin embargo, la dimensión “seguridad de la tenencia” fue dejada del lado por falta de información específica y dada la gran variedad de tenencias en el mundo. 

Según las cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el porcentaje de individuos que habita en tugurios se redujo en 7.6 puntos porcentuales a nivel nacional urbano entre el 2001 y el 2011; con lo cual, pasó de 55.8%  a  48.3% respectivamente. Separando las cifras a nivel regional para los mismos años, vemos que las regiones que presentaron una mayor reducción  fueron: Tacna,  que pasó de 45.6% a 21.8% (-23.4 p.p.); Huancavelica, que pasó de  90% a 71.4%(-19.5 p.p.) y Lambayeque, que pasó de 72.3% a 54.5 (-17.8  p.p.). Sin embargo, regiones como Apurímac, que pasó de 87% a 86.2% (-0.8  p.p.); Moquegua, que pasó de  39.7% a 37.8% (-1.9  p.p.); y Puno, que pasó de 60% a 56.7 (3.2  p.p.), mostraron los menores avances.

Si bien se dan reducciones en todas las regiones, resulta preocupante que existan regiones con un alto porcentaje de habitantes en tugurios como  Apurímac (86.2%), Ucayali (84.9%) y Madre de Dios (76.8%).  Se debe trabajar en la reducción de estos porcentajes mediante la incorporación de estos hogares a la red del servicio de agua y saneamiento, así como una política de formalización de la propiedad, de modo que los habitantes de estos tugurios salgan del círculo de la pobreza.