EsSalud

Una raya más al tigre azucarado
Mié, 20/11/2013 - 19:03, - 0 comentarios

El proyecto de “Ley que Viabiliza la Transferencia de los Establecimientos de Salud de las Empresas Agrarias Azucareras hacia ESSALUD”, más conocida como la “Ley Oviedo II”, es una raya más al tigre. Ya la primera “Ley Oviedo” había otorgado singulares beneficios a los dueños de algunas empresas agrarias azucareras al permitirles, en la práctica, no pagar sus deudas y seguir controlando sus empresas morosas. El Congreso extendió estos beneficios (Ley 29299) en más de una oportunidad (ver IPE Opinión) y existe el riesgo de que, con el nuevo proyecto de ley, se vuelva a aprobar legislación hecha a la medida de estos afortunados beneficiarios (ver).

Leyes para que el Estado no pague contribuciones sociales
Mar, 19/03/2013 - 16:17, - 0 comentarios

El Congreso de la República aprobó recientemente un proyecto de ley presentado por el ejecutivo (ver) por el cual, en resumidas cuentas, se determina que el Estado empleador debe pagar menos contribuciones sociales para los maestros. La exposición de motivos de dicho proyecto de ley  indica que se busca reducir el costo para el Estado de los aumentos otorgados a los maestros con la Ley de Reforma Magisterial y lograr que los menores descuentos por contribuciones sociales permitan un mayor ingreso líquido para los maestros. Se hace además, a manera de justificación, una comparación con otros regímenes salariales de trabajadores del Estado, en los que también se determina arbitrariamente que parte importante de las remuneraciones percibidas no están afectas a las contribuciones sociales.

¡También viene! La reforma de salud
Mié, 09/01/2013 - 16:55, - 0 comentarios

En el año 2009, como parte de las medidas para combatir los efectos de la crisis mundial, el Congreso aprobó la ley que exonera a las gratificaciones de la contribución a ESSALUD. Para evitar que ESSALUD se desfinancie, el gobierno le transfirió los recursos que dejaría de recibir. En el año 2011, el Congreso extendió esta exoneración hasta el 2014, pero ESSALUD ya no recibió fondos compensatorios. En ese entonces,  advertimos en dos oportunidades (ver IPEOpinión 1 y IPEOpinión 2)  que esta medida populista le costaría caro a ESSALUD y que los beneficiarios de la misma eran principalmente los afiliados con mayores ingresos, cuyos aportes subsidian el servicio de salud de los trabajadores de menores ingresos. Los afiliados de menores ingresos recibirían un poco más en sus gratificaciones, pero tendrían peor servicio de salud por los ingresos de ESSALUD se reducirían en aproximadamente 7%. Por eso, indicamos, sería mejor no enfermarse hasta el 2015.

Páginas