Servicios básicos

Más peruanos con acceso a servicios
Mar, 05/05/2015 - 15:08, - 0 comentarios

IPE.

Así sí aprendemos
Mar, 17/06/2014 - 11:17, - 0 comentarios

El crecimiento económico es una condición necesaria pero no suficiente para lograr el desarrollo económico y social. En ese sentido, la educación es un elemento fundamental para lograr el desarrollo humano que asegure un crecimiento sostenido a largo plazo. Dicho elemento permite disminuir la desigualdad en los países a través del desarrollo de las habilidades de las personas que incrementa su productividad y mejora sus oportunidades para romper el círculo vicioso de la pobreza. Por lo tanto, la mejora en los indicadores que determinan el éxito del aprendizaje, como la infraestructura adecuada (luz, agua, red eléctrica y acceso a internet), significa un avance importante para el país.

 

En el primer gráfico, se aprecia que las escuelas rurales tienen menor acceso a servicios básicos que sus pares urbanos, tanto en el año 2009 como en el 2013. En dicho período, el servicio de desagüe ha aumentado en 10.2 p.p. y 14.9 p.p. en la zona urbana y rural, respectivamente. El acceso a agua potable, sin embargo, ha presentado un aumento de 3.5 p.p. y 7.8 p.p. en la zona urbana y rural, respectivamente. Finalmente, el acceso a la red eléctrica ha aumentado en 3.8 p.p. en la zona urbana, siendo 5 veces menor que el crecimiento en la zona rural, 19.3 p.p.

 

Por otra parte, en el segundo gráfico, el acceso a internet de las escuelas primarias ha aumentado en 21.6 p.p. y 4.4 p.p., mientras en las escuelas secundarias 27.7 p.p. y 6.7 p.p., para las zonas urbana y rural, respectivamente. Es decir, se aprecia un incremento en la urbe entre 4 y 5 veces los valores de la zona rural. 

Una luz para los más pobres
Mié, 23/10/2013 - 17:42, - 0 comentarios

Diferentes trabajos han intentado identificar los beneficios que trae consigo el acceso a electricidad en las zonas más pobres de un país.  Uno de los principales fue realizado por Ducan Cook en el 2005: “Assesing the  impact of Transport and Energy Infraestructure on Poverty Reduction”. En este trabajo se identifican hasta 8 canales a través de los cuales la energía eléctrica contribuye con la reducción de la pobreza: (i) reduciendo los costos en energía para los más pobres; (ii) mejorando la calidad de la salud  y de la educación en las áreas rurales; (iii) incrementando la productividad en la actividad agrícola (iv) promoviendo el desarrollo de actividades no-agrícolas que generan mayores ingresos para los pobres;; (v) aumentando la participación de los pobres en organizaciones locales para la administración y manejo de los recursos de la comunidad; (vi) disminuyendo la presión sobre recursos naturales (por la sustitución de su fuente de energía); (vii) incrementando  la seguridad personal de los pobres; (viii) incrementando el flujo de información hacia los pobres.

En tal sentido, es saludable que en las zonas más pobres del Perú se hayan incrementado significativamente el acceso al servicio de energía eléctrica. Así pues, en el quintil más pobre el acceso a dicho servicio se incrementó 37.2 puntos porcentuales (de 35.8% en el 2004 a 73.0% en el 2012).  En los demás quintiles también se ha registrado un incremento pero las magnitudes han ido reduciéndose hasta llegar al quintil menos pobre, el cual incrementó su acceso en 0.6 puntos porcentuales y así se acerca a la cobertura total con 99.6% para el 2012.

Al desagregar la población total por ámbito geográfico y región natural, vemos que en  la zona rural (la que concentra la mayor parte de las personas calificadas como pobres extremos) se ha incrementado el acceso en 36.5 puntos porcentuales (de 32.0% en el 2004 a 68.7% en el 2012). Finalmente, por región natural, en la sierra se incrementó el acceso en mayor magnitud al variar 26.7 puntos porcentuales (58.0% en el 2004 a 84.6% en el 2012).

Páginas