Vivienda

Construcción noble
Mar, 04/12/2012 - 15:34, - 1 comentario

El aumento en las viviendas con paredes de ladrillo o bloques de cemento representan un avance importante para el país en varios aspectos. Para comenzar, estos materiales “nobles” son símbolos de un aumento en la calidad en la construcción. En una zona tan expuesta a temblores y catástrofes como la región andina, las paredes hechas de materiales nobles representan un aumento en la seguridad de los que la habitan y conlleva a una menor pérdida social en caso ocurra algún desastre natural. En el 2011, el 54% de las viviendas peruanas tienen paredes de ladrillo o bloques de cemento, reflejando un aumento de 6 puntos porcentuales desde el 2004. El gráfico muestra los avances a nivel regional entre los años 2004 y 2011 y permite identificar que el mayor avance lo obtuvo Ica, donde el porcentaje de viviendas con paredes hechas de materiales nobles se incrementó en 18 puntos porcentuales. Lima tiene el mayor porcentaje con 81% de viviendas con tienen paredes de ladrillo o bloques de cemento. 

Más viviendas, menos hacinamiento
Mié, 01/08/2012 - 18:25, - 0 comentarios

Más viviendas, menos hacinamientoCada vez más familias pueden acceder a una vivienda adecuada sin sufrir los serios problemas del hacinamiento. Entre los años 2003 y 2009,  el porcentaje de viviendas donde existe hacinamiento se redujo en tres puntos porcentuales, lo que equivale a 102.445 viviendas. Si nos enfocamos en los hogares más pobres, tenemos que dentro del quintil más pobre de la población el porcentaje de viviendas donde existe hacinamiento se redujo de 15% a 9%; mientras que en el quintil 2 este porcentaje pasó de 18% a 12%. Esto no significa otra cosa que una significativa mejora en la calidad de vida de gran parte de la población, pues el 40% más pobre de la población está empezando a dejar atrás los serios problemas derivados del hacinamiento, como la falta de higiene y el consecuente contagio de enfermedades, la falta de privacidad, entre otros.

El gráfico muestra el porcentaje de viviendas donde existe hacinamiento en los años 2003 y 2009, dividido por quintiles de ingreso. El INEI define hacinamiento como la densidad de ocupación de los espacios de la vivienda: “El hacinamiento resulta de relacionar el número de personas con el número total de habitaciones que tiene la vivienda, sin contar el baño, cocina ni pasadizo.  Se determina que hay hacinamiento cuando residen más de tres personas por cuarto”. Por otro lado, un quintil es la quinta parte de los hogares ordenados de menor a mayor en función a, en este caso, los  ingresos. Así, el quintil 1 representa el 20% de los hogares con menores ingresos y, el quintil 5, al 20% con mayores ingresos. Los datos fueron extraídos de la Encuesta Nacional de Hogares elaborada por el INEI en los años 2003 y 2009. Se lee así: “Entre los años 2003 y 2009, dentro del quintil más pobre de la población, disminuyó de 15% a 9% la cantidad de viviendas donde existe hacinamiento”.

Páginas